El pasado fin de semana pudimos disfrutar en Ifema del Mulafest, festival de Tendencias Urbanas en Madrid, una cita repleta de exhibiciones deportivas, puestos de tatuajes, arte urbano y…¿electrónica?. Así es, durante esta edición, el evento anual apostó por un sonido disruptivo, uniendo espectáculos genuinos e innovadores de artistas y djs nacionales e internacionales.

IMG_5700

Durante la primera jornada de conciertos tuvimos el placer de abrir el día con uno de los djs de la casa, Albert Neve, que hizo gala de sus dotes frente a la mesa de mezclas ante un público expectante. Tras su sesión fue el turno de Rhye, una simbiosis entre lo digital y lo analógico, una oda de soul y R&B capitaneada por la andrógina voz de Michael Milosh.

Tras la tranquilidad y el ritmo del grupo, el escenario principal se cubrió de tinieblas con la electrónica experimental de Jon Hopkins. El productor y mezclador inglés comenzó su Live con uno de sus temas más populares, Breath, apostando en todo momento por fusionar sus composiciones con unas visuales fastuosa y un modo de sentir de la música cambiante y complejo. De hecho Hopkins se arriesgó a incluir entre su repertorio una versión de uno de los últimos discos que ha producido hasta la fecha, el Ghost Stories de Coldplay.

Tras la trágica cancelación de Klangkarusell, John Talabot tomó el relevo con una sesión donde el dj catalán mezcló algunos de los temas más populares del panorama electrónico más underground con canciones como la última canción de Dj Koze, XTC, o canciones tan conocidas en la BBC como Loud Places de Jamie XX.

Mientras 2manydjs elevaron al público a un estado de éxtasis y delirio en el escenario principal con temas de 2007 como Kids de MGMT, o Deceptacon de Le Tigre, la mitad de los asistentes prefirieron saltar y dejarse llevar por las sesiones entorno a la playa artificial del recinto.

El segundo día de festival, Desalia Music volvió a abrir el Mulafest con la presentación de Change, el nuevo disco de Ed is Dead. En el disco emocionó especialmente su segundo single Praise.

Tras un maravilloso directo difícil de igualar en nuestro país, fue el turno de uno de los más esperados directos del festival, PXXR GVNG el trío que ya conquistaba los escenarios del Sónar hace unos días, entró en escena con una humildad y un poder del micro que muchos MC’S envidiarían. Especialmente Yung Beef, quien se comunicaba con el público en todo momento con frases como “Qué hacéis allá atrás, vais de misteriosos juntaros, no vayáis de misteriosos si al final todos nos vamos a morir, que vamos en chandal pero tenemos buen corazón”.

Tras un apabullante directo, aterrizó la Pc Music de Sophie, un música que intercala el sonido acelerado del pop típico de la década de los 90 con deconstrucciones sonoras y ruido computerizado.

Fue entonces cuando las guitarras y la energía de Is Tropical aterrizaron en el escenario. La dulce voz de su cantante y sus ritmos enérgicos hicieron saltar a los asistentes en un pogo al que Kirstie Fleck no dudó ni un segundo en unirse. La banda de Londres es conocida especialmente por su single Dancing Anymore. 

El encargado de calentar motores hasta Hudson Mohawke fue Mount Kimbie, quien apareció frente a su mesa de mezclar para no dejar indiferente a nadie con sonidos tribales, ritmos ambientales y una sensualidad indescriptible con temas propios como Made To Stray. 

La guinda de la noche la puso uno de los artistas internacionales más esperados del festival. Mohawke dio una lección de como debe realizarse un buen Live ante todo el Mulafest. Su pureza y limpieza a la hora de marcar los beats de sus canciones son únicamente igualables a la capacidad de una maquina. Conciso, perfecto, así eran los engranajes conformados por el trío que tocó canciones como Fuse o Chimes.

No sabemos nada de la próxima edición del festival, pero no cabe duda de que el Mulafest ya se ha convertido en uno de los acontecimientos más singulares del panorama musical de la capital española.